EL SENTIDO DEL MAR

1 (2)

Mirando al mar te pueden venir a la cabeza multitud de pensamientos o, sencillamente, puedes sentir y disfrutar. Sentir el frescor de la brisa del mar en tu rostro y disfrutar de esa sensación de relax y desconexión. Si hay una estación que invita a esto es el verano.

Cuando visitas varias veces un lugar termina formando parte de ti aunque al principio no te parezca diferente a otros sitios, pero las vivencias, qué haces en ese lugar y con quién lo compartes te lleva a añorar ese espacio y esos momentos.

2

Esto me ha ocurrido con Islantilla, una auténtica ciudad de vacaciones en las playas de Lepe e Isla Cristina. Allí con el tiempo se han levantado edificios de apartamentos, centros comerciales, chiringuitos playeros y hoteles, donde antes había playas salvajes, pinares y puertos pesqueros. Es un sitio de desconexión para extremeños, andaluces y portugueses mayoritariamente, pero puedes encontrarte también con gente procedente de otras comunidades españolas y de países como Francia, Italia y Reino Unido.

IMG_20190817_205400

Vistas desde Puerto Antilla Grand Hotel

Para mí esa zona se ha convertido en un lugar entrañable de veraneo, es cierto que es muy familiar pero cada vez hay más chiringuitos de noche y de copas, porque lógicamente los primeros matrimonios que adquirieron su casa de vacaciones allí ya tienen hijos mayores y, si un lugar quiere tener éxito y seguir adelante, debe adaptarse a su público. Eso está pasando en Islantilla, empezó siendo el típico lugar de descanso para familias y ahora hay de todo y para todos. Incluso los hoteles más apartados de la playa tienen chiringuitos junto al paseo marítimo como el Beach Club del hotel Golf Resort, que además tiene piscina.

Levantarte en un lugar con vistas al mar es un descanso y una maravilla para los que somos de interior, abrir la ventana y contemplar el mar infinito ayuda a la desconexión total; a dejar atrás los días de agobio y estrés en el trabajo, en definitiva: a disfrutar de la vida.

IMG_20190825_172404

Al fondo, desde nuestra residencia de veraneo, el mar…

En mi familia llevamos varios años yendo, por invitación de los abuelos, a pasar unos días a Islantilla; en ocasiones nos hemos juntado todos en el dúplex que alquila el abuelo Lorenzo pero nos arreglamos. Si estamos juntos para pasar buenos momentos merece la pena hacer turnos para comer, arreglarse para salir… Al final, cuando seamos mayores, recordaremos con nostalgia y cariño esos veranos en las playas de Huelva. Son unas vacaciones “típicas españolas” pero cuando miles de turistas (nacionales y extranjeros) siguen acudiendo a nuestras playas en busca de un veraneo de ensueño por algo es… ¿por las interminables horas de sol? ¿por los chiringuitos? ¿por la comida?

Si algo tengo claro es que no hay que irse lejos para disfrutar de una buena playa, de la magia de una puesta de sol, una excelente comida al aire libre, etc. España es, por antonomasia, un sitio de veraneo maravilloso.

Kasti García

Martes, 3 de septiembre de 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s